72 horas en LA o cómo perderse en 3 días en Los Ángeles

Ya olvidé la cuenta de la cantidad de veces que me perdí en estos 3 días. Pero supongo que pasa en cualquier parte del mundo en la que uno es nuevo y quiere recorrer todo.

El sábado por la mañana estaba en plan compras por lo que fui caminando a una tienda que me mostraba (a partir de ahora,  mi nuevo mejor amigo) Google maps. Volví a confundir las calles y terminé en una avenida que no era. En mi defensa,  debo decir que aquí se señalizan las calles diferente a como se hace en mi país, Argentina. Aquí ponen el nombre de una calle sobre la que la corta, por lo que yo seguí ese cartel y las confundí. Ahora ya aprendí.

Luego de guiarme con Gmaps encontré el lugar. Pensé recorrer un poco y comprar algo y terminé 3 horas queriendome llevar todo. Vale aclarar que en Argentina comprar ropa es muy caro y a mi me gusta ir de shopping.

Por la tarde decidí volver a Santa Mónica para estar en la playa y luego recorrer las calles cercanas que tienen comercios. Para llegar me costó porque el mapa indicaba cierto recorrido del bus que no coincidió, por lo que tuve que caminar más. Decidí ir del lado contrario al muelle que el primer día, fui del lado izquierdo mirando al mar, a la zona de hoteles. (Hay uno que se llama La Casa del Mar) Mi experiencia aquí fue mucho mejor que del otro lado, pase unas 3 horas en la playa. Lo malo: el agua estaba revuelta por lo que estaba muy oscura. Tenía en mente que siempre era transparente.20150725_150610

En mi camino de vuelta pasé por Muscle beach. Una zona de la playa equipada con artefactos para hacer gimnasia, pero más que nada destrezas físicas. Está bien para pasar el rato y asombrarse de lo que hacen. Yo no lo haría, preferiría no pasar vergüenza, gracias.

Casa del Mar
Casa del Mar

Continúe mi camino por la playa hasta subir al muelle de Santa Mónica y luego para Ocean ave. El clima es super. Y hay gente tocando música en la calle, también interesante para sentarse a escuchar.

Luego, llegué a la calle tercera (3rd promenade) que vale la pena recorrer. Muchos locales comerciales de marcas famosas pero no muy caras, restaurants y lugares de comida rápida en una calle muy agradable, bella con buen diseño,  lugares para sentarse y algunas fuentes de agua. Durante varias cuadras es peatonal y del lado más cercano al muelle, la calle culmina en un centro comercial estilo al aire libre ( como una galería se dice en Argentina) donde está Bloomingsdale’s.

Comí una pizza en un restaurante al paso que se llama Bellaggio y luego volvi en bus.

El domingo dormí un poco más, tomé el brunch que le llaman aquí a las 11hs y 0) partí hacia Citadel Outlet. Sí, seguía en plan compras. Esta vez no me perdí, pero el lugar está a unos 45′ y 2 buses más caminata, por lo que vi evidente que iba a hacerlo, así que usé Uber para llegar. Fue increíble de eficiente! Lo llamé y en 2′ estaba en mi puerta, 40′ más tarde llegué a Citadel.

Debo decir que el lugar fue decepcionante. Tenía muchas expectativas que los precios sean realmente rebajados pero no me pareció. De todos modos, creo que fui la única porque los locales eran un mundo de gente y las colas para pagar muy largas. Después de buscar y caminar por 5 horas volví con Uber, que en 2 minutos estaba en la puerta ( 2 minutos literal).

Esas fueron mis primeras 72 horas en Los Ángeles y ya puedo decir que amo esta ciudad ♥

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s